Un completo curso de diseño gráfico, ilustración, diseño web y tipografía.

Taller de dibujo e ilustración vectorial

 Un efecto vistoso y fácil con la herramienta de mezcla es el generar patrones con líneas cruzadas, muy apropiado para sombrear otros dibujos. Aquí, además vemos un ejemplo de clipping path o máscara, ya que las formas irregulares de la fusión se han enmascarado en un círculo, que deja ver sólo la parte que cae dentro de él.

Una ventaja de los programas de dibujo vectorial está en el hecho de que los resultados que se obtendrán al aplicar un filtro o una transformación son del todo previsibles. Esto ayuda mucho a adoptar unas técnicas de trabajo provechosas, que dejan poco lugar a la incertidumbre (cosa que sí sucede, en buena parte con los programas de pintura y retoque fotográfico.)

Si a esto añadimos la facilidad de uso y la potencia de las transformaciones disponibles en los programas, cada vez mayor a medida que se suceden las versiones --las principales aplicaciones van ya por la novena o décima-- tenemos que las posibilidades creativas que están a nuestro alcance son virtualmente ilimitadas.

Este artículo es un repaso en detalle a algunas de las principales técnicas de trabajo con programas de ilustración. Consultad también los otros artículos en la sección de diseño gráfico.

Mezclas.

Con una aplicación de dibujo vectorial, destaca la facilidad con que se pueden crear formas intermedias entre dos objetos. Los diferentes programas cuentan bien con una herramienta especial para realizar la mezcla, bien con una opción en los menús. En CorelDraw, por ejemplo, aparece una paleta con múltiples opciones, referentes al número de etapas de la mezcla, la orientación de los objetos intermedios, el cambio de color de un extremo de la serie al otro, adaptar la serie a un trayecto...

Corel Draw permite -ya desde versiones antiguas como la 3-  un fácil e intuitivo control de los efectos de mezcla gracias a sus persianas de opciones, en las que se eligen todos los parámetros necesarios para lograr el efecto deseado. Modificando el número de etapas pueden lograrse transiciones suaves para efectos de sombras y brillos. Con la rotación se pueden obtener múltiples copias. Además, existe la posibilidad de ajustar la mezcla a un trazado, lo que permite efectos sorprendentes.

Evidentemente, si los dos objetos que fusionamos son idénticos, lo que va a aparecer será una repetición seriada. Esto puede servir para crear una serie de líneas, rectas o curvas, una cuadrícula...

Las mezclas también sirven para otros propósitos:

podemos generar con facilidad las formas intermedias en una animación. Por ejemplo, a partir d una figura con un brazo extendido hacia arriba y otra con el brazo hacia abajo, podemos conseguir todas las etapas intermedias del movimiento.

  • Obtener variantes de un objeto, ligeramente modificadas.Por ejemplo, podemos modificar de esta manera el contorno de una letra, mezclando dos tipos distintos.
  • Crear degradados suaves. Pese a que los gradientes que crean los programas de ilustración pueden tener una calidad excelente, una fusión con un número elevado de etapas produce efectos de sombreado más suaves y creíbles.
  • Para crear motivos entrecruzados. Si dibujamos una línea curva regular o irregular, al fusionarla con ella misma podemos obtener interesantes patrones de líneas que se cruzan, semejantes a la técnica de rayado que se emplea en los grabados calcográficos.

Gradient mesh.

Si las mezclas son útiles para crear efectos de sombreado sutiles, la herramienta especial que encontramos en Illustrator 8-9 o en CorelDraw 9-10, la malla de degradados (Gradient Mesh) es mejor todavía. La técnica consiste en crear una especie de malla sobre el objeto, con una serie de puntos -cuya posición podemos cambiar, podemos añadir más o suprimirlos- que definen los puntos de partida de los gradientes.

Los efectos que se pueden conseguir con esta herramienta son de una gran delicadeza y acercan los resultados del programa de dibujo a lo que se espera de una aplicación de pintura. En particular, el efecto se parece bastante a la acuarela, con un sutil cambio de color de un punto a otro, igual que el que aparece al tocar con el pincel una zona aún húmeda.

Pathfinder (operaciones booleanas)

Todos los programas de ilustración incluyen comandos o herramientas para combinar de diferentes maneras los contornos de dos o más objetos: unir, recortar, intersectar...

A menundo hace falta recortar una forma determinada a partir del dibujo que se está creando. Con un programa de pintura esta es una operación sumamente fácil, que se lleva a cabo con las herramientas de selección (marco, lazo...). Sin embargo, con un programa de dibujo vectorial, por ejemplo, el recorte exige que las formas que tienen parte dentro y parte fuera de la selección sean divididas.

En las versiones antiguas, la capacidad de combinar los objetos era limitada. Los programas actuales realizan múltiples operaciones de este tipo con suma facilidad.

Illustrator destaca por su paleta "buscatrazos" o Pathfinder, especializada en estas tareas. Incorpora diferentes filtros que hacen muy fácil obtener nuevas formas a partir de los objetos que ya tenemos.

Recortar, por ejemplo, es muy fácil con el filtro "crop" de Illustrator. Simplemente superponemos un objeto por encima de lo que queramos recortar y pulsamos el icono del filtro. Muy útil para crear pequeñas imágenes a partir de detalles de una ilustración compleja.

Algunos ejemplos de las aplicaciones de los filtros de recorte y unión incluyen efectos especiales con letras, y los muy socorridos efectos de alternancia de positivo y negativo.

Repetir transformaciones.

Casi todos los programas de dibujo vectorial tienen un interesante atajo de teclado (también accesible desde el menú) llamado "repetir transformación". El efecto es bastante simple: repite todas aquellas transformaciones (giro, movimiento...) aplicadas a un determinado objeto --que aún mantenemos seleccionado-- y pega una copia.

Esto significa que, si por ejemplo, hemos rotado un objeto 36º alrededor del centro de una circunferencia, repitiendo la transformación 9 veces más obtendremos 10 objetos, copiados alrededor del círculo, y que estarán colocados a distancias y ángulos regulares. Una vez se entiende la técnica, es extremadamente útil para crear formas simétricas de cualquier tipo, como engranajes, orlas, etc.

Combinar vectores y bitmaps.

Los programas de dibujo vectorial no son programas "puros" en el sentido de utilizar sólo objetos vectoriales. También pueden incluir imágenes bitmap de diferentes formas: simplemente colocándolas como una parte más del dibujo, utilizándola como relleno de objetos (útil para texturas realistas), e incluso como plantilla para trazar contornos vectoriales. Además, las versiones más recientes de la mayoría de programas de ilustración, también tienen cierta capacidad de edición de bitmaps, en especial aplicar filtros de modificación.

Otra modificación relacionada es el comando "rasterize" o "create bitmap copy" según los casos. Convierte los vectores que se le indiquen en una copia bitmap. ¿Qué utilidad puede tener esto? Sirve, esencialmente, para no tener que trabajar con imágenes muy complejas (con muchos objetos independientes, muchos rellenos degradados...) Ahora bien, puesto que el crear un bitmap elimina toda información de los objetos vectoriales, debe tenerse la precaución de guardar una copia completa del archivo, o bien esperar a que la parte de la imagen que se va a rasterizar sea ya definitiva.

Otro motivo por el que en ocasiones puede convenir rasterizar parte de una imagen vectorial es el poder aplicar filtros a la imagen resultante, cosa que es imposible con los objetos iniciales.

El resultado de este método de trabajo híbrido es un fichero con partes vectoriales y partes bitmap, que puede guardarse sin mayor problema en el formato correspondiente al programa de ilustración (en algunos casos, se permite que el bitmap no forme parte del archivo, sino que se enlace externamente al fichero sólo vectorial.)

Rellenos.

Otra área que merece la pena explorar en nuestro programa de ilustración es la paleta de rellenos. Existen diferentes variantes:

Los rellenos de color plano (con varias paletas para elegir, incluyendo los sistemas estándar de definición de color, como Pantone o Trumatch.)

Gradientes. Se pueden conseguir perfectos gradientes en los que un color pasa gradualmente a otro, de forma radial, lineal, cónica... Controlando los puntos intermedios y la forma en que el color varía de uno a otro (ver ilustración) se pueden conseguir preciosos rellenos.

Patrones o mosaicos de mapa de bits o vectoriales. Cada programa tiene su propia manera de definir estos motivos que se repiten. Son muy útiles para crear texturas en mapas, simular tejidos... y en general suponen una buena manera de difernciar formas sin recurrir a muchos colores diferentes.

Para definir un gradiente, se eligen los colores que figurarán en él y la forma en que se funden gradualmente uno con otro. en este ejemplo (Illustrator) los pequeños cuadrados a lo largo  del degradado repesentan los colores que se van fundiendo entre sí, mientras que los rombos de la parte superior indican de qué manera se produce la fusión. Veamos, por ejemplo, que en el degradado de blanco a amarillo de la izquierda, el desplazamiento hacia elamrrillo hace que el color sea más blanco, mientras que si  el rombo está situado hacia la mitad el degradado es más uniforme.

Rellenos especiales PostScript

. Se trata de rellenos (o también formas de contorno) definidos tecleando directamente código PostScript... evidentemente, se trata de un recurso para usuarios profesionales.

En Illustrator encontramos un módulo para generar rellenos vectoriales llamado Hatch Effects, capaz de crear una infinidad de motivos distintos; los resultados son muy vistosos, pero pueden hacer muy complejo el dibujo; una buena ocasión para aplicar lo que hemos comentado sobre convertir a mapa de bits parte de la ilustración.

Transparencia.

Todos los programas han acabado por incorporar efectos de transparencia, a partir de Corel 5. El programa que más se ha hecho rogar ha sido Illustrator, pero al fin en su última versión, la 9, ha acabado por incorporar una paleta de transparencias ultra-sofisticada.

La utilidad de una opción de rellenos transparentes es muy grande. Pensemos que lo que vemos al natural está lleno de transparencias: agua y líquidos, cristales y las sombras. Sí, las sombras no son opacas. Para que sean creíbles, deben dejar entrever lo que tienen debajo. Por otro lado, aunque se trate de imágenes no figurativas, el uso de transparencias supone un arsenal de recursos magníficos para el creativo.

   

La transparencia se aplica al objeto de diferente manera en cada programa. Para Freehand y Corel se trata de un efecto de lente; un truco interesante para estos dos programas consiste en crear una lente transparente al 100%, congelar su punto de vista y desplazarla. Con ello obtenemos una vista de la parte seleccionada en el dibujo. Útil para crear una tabla de contenidos o un diagrama en el que explicamos las partes por separado.

En cambio, en Illustrator o Xara se accede a la transparencia con una paleta o una herramienta especial. En cualquier caso, los resultados son los mismos. Un objeto de color semitransparente deja ver los objetos que tiene por debajo, que se observan teñidos del color del que queda superpuesto.

Máscaras.

El sentido que tiene el término máscara (clipping path) en los programas de dibujo vectorial es algo diferente que en la fotografía o pintura tradicional, e incluso que en los programas de pintura. Un objeto actúa como máscara si deja ver los objetos situados por detrás de él sólamente en las áreas en que tiene formas dibujadas. El resto de la imagen es el que enmascara el fondo. Por ejemplo, si tenemos una imagen que queremos mostrar a través de unos topos, creamos los círculos, los seleccionamos junto con el objeto y creamos la máscara.

Las máscaras son una forma fácil de adaptar objetos irregulares a un contorno regular: por ejemplo en la ilustración que muestra la mezcla de dos líneas curvas (más arriba en esta página), el contorno es muy irregular, pero se ha creado una máscara redonda que sólo muestra la parte que abarca el círculo.

Cada programa tiene su propia manera de proceder a la hora de crear máscaras. En CorelDraw se denomina PowerClip; en Freehand se consigue con la opción Copy | Paste Inside; y en Illustrator se llama sencillamente Mask | Make (máscara - crear.)

Distorsiones y otras transformaciones.

A partir de una forma inicial, obtener versiones distorsionadas de mil y una maneras puede ser tan fácil como tirar de los manejadores de la caja de selección de un objeto. En efecto, la forma más rápida de rotar, sesgar y escalar suele ser tirar directamente de estos puntos que nos indican que el objeto ha sido seleccionado con el ratón.

Además de estas manipulaciones simples, existen otras posibilidades más radicales. Cada programa tiene su propia manera de efectuar distorsiones de las formas, de diversos tipos. El modelo más habituales son adaptar un objeto a un contenedor (por ejemplo, a una forma circular.) Al adaptarse al contenedor, se distorsiona la forma en mayor o menor medida, según cuál fuera el contorno inicial.

Aunque todas las aplicaciones de dibujo vectorial han acabado por incorporar funciones parecidas (o acceder a ellas mediante plugins que se pueden comprar por separado), CorelDraw incluye un módulo para hacer estas distorsiones ya desde las versiones iniciales. Corel efectua extrusiones, crea perspectivas, adapta a otros contornos y distorsiona libremente objetos con la mayor facilidad. Estas funciones están agrupadas en paletas, en las que se pueden definir todos los parámetros de la operación.

Crear vectores "no tan perfectos"

En ocasiones la perfección en el trazo es algo que se busca con afán (en dibujos técnicos, por ejemplo.) Pero la perfección del trazo del programa de ilustración a veces pasa por algo frío, sin gracia. Existen diversas maneras de alegrar los trazos y hacerlos algo más humanos --más imperfectos.

Para empezar, en el proceso de calcado (autotracing), la opción de línea central da un conjunto de líneas de grosor uniforme; si se recurre a la opción de contorno la forma es más orgánica, más semejante al dibujo original.

¿Cómo hacer más natural el contorno de los objetos que dibujamos directamente en el programa? Una manera es alterar los nodos, pero evidentemente puede suponer un enorme trabajo para dibujos de una cierta complejidad. Una alternativa más cómoda es recurrir a filtros que aplican desplazamientos a todos los puntos de anclaje siguiendo unos parámetros que el usuario define.

Efectos especiales con el texto.

La mayoría de efectos especiales que se pueden aplicar al texto exigen que este sea convertido antes a curvas editables --con lo que deja de ser editable. Hay que decir que este tipo de efectos suelen en muchas ocasiones un recurso barato que dice poco en favor del diseñador... recordando aplicaciones caseras que llevan plantillas preparadas con ¡efectos espectaculares! con el texto. Sólo cuando esté justificado debe recurrise a texto extrusionado, en 3D...

Otras manipulaciones con el texto son mucho más útiles y de uso más frecuente. Por ejemplo, adaptar el texto a una curva es imprescindible en muchos proyectos; no como un efecto estético, sino de manera funcional, especialmente en cartografía, planos y esquemas.

Igualmente, ajustar el texto a un contorno es una solución ideal para muchos diseños (no debe confundirse con la posibilidad de enmascarar un texto con una forma superpuesta --en este caso parte del texto no se puede leer y este sí que es un efecto puramente visual.)

Otros efectos interesantes que se pueden explorar son aplicar rellenos de gradiente a un título, distorsionar las letras, crear formas para logotipos...

¡Esto es todo! Suponemos que de aquí tienen que salir algunas ideas interesantes para aplicar en nuestro propio programa. El próximo artículo de esta serie contendrá trucos concretos y pequeñas grandes ideas.