Un completo curso de diseño gráfico, ilustración, diseño web y tipografía.

Captura de pantalla

En muchos manuales sobre ordenadores, revistas y páginas de Internet -en éstas también- se pueden ver imágenes de cómo es un programa, tal como se ve en el monitor. Estas imágenes se crean aprovechando una interesante posibilidad del ordenador que se llama captura de pantalla. Los usos de la captura de pantalla son múltiples, como discutimos más adelante. Cualquier cosa que veamos en pantalla puede convertirse en una imagen normal, que después puede utilizarse donde convenga.

Cómo capturar. Armas para la cacería.

tecla de captura de pantallaNo es necesario ningún programa especial: capturar la pantalla es una propiedad del sistema Windows mismo (si bien existen utilidades especializadas, que permiten más opciones.) Para capturar la pantalla, es decir, tomar una instantánea de lo que se ve en el monitor en un momento dado, hay un sistema muy fácil que podemos probar ahora mismo. Basta con seguir estas sencillas instrucciones:

  • Preparad en pantalla lo que queremos capturar... puede ser esta misma página, o lo que sea.
  • Pulsad la tecla ImprPant (o PrintScreen): está situada a la derecha, entre los teclados numérico y alfabético (ved la ilustración adjunta.)
  • Id al programa de pintura que utilizáis habitualmente, por ejemplo Paintshop Pro. Abrid una nueva imagen: Archivo | Nuevo. A continuación, elegimos en Edición | Pegar. Voilà: aparece la pantalla que hemos capturado. Ahora es una imagen. Podemos manipularla a voluntad y guardarla.
  • Alternativamente, la captura de pantalla puede pegarse directamente en cualquier programa, por ejemplo en Word, a modo de ilustración.

área capturableTruco: con la captura de pantalla, como puede imaginarse, estamos limitados a un área máxima equivalente al tamaño configurado en el sistema. Si trabajamos normalmente a 640 x 480 o a 800 x 600 y queremos capturar un área más extensa, ampliamos momentáneamente el modo de pantalla (por ejemplo, a 1024 x 768.) El área capturable así es notablemente más extensa (según se aprecia en la imagen adjunta.)

Aunque no son necesarios, como hemos visto, existen programas específicos para la captura de pantallas, y algunos son gratuitos o shareware, como Capture Express 2000 , WinGrab 1.2a , 20/20 2.1   ScreenShooter 1.0 o AnalogX. La mayoría de programas de pintura también incluyen una utilidad para la captura de pantallas; por ejemplo PaintShop pro incluye una interesante utilidad que permite capturar con algunas prestaciones adicionales, como recortar la parte que se desea del área visible.

Dónde colgar los trofeos: aplicación de las capturas de pantalla.

¿Qué aplicaciones tiene la captura de pantalla? La más obvia -y más habitual- es ilustrar el funcionamiento de programas informáticos. También sirve para mostrar un listado de los contenidos de una carpeta o de un disquete, mostrando las carpetas y ficheros en el explorador de Windows. Capturamos e imprimimos en papel, o guardamos como gráfico. Idea: podemos emplear este truco para crear un mapa visual de los contenidos de una web.

Con una captura también podemos aprovechar las imágenes creadas en un programa de demostración de los que no permiten guardar :) Una buena idea para aprovechar legalmente demos de programas como Photoshop, Painter o Bryce. En principio, es una idea válida para resoluciones de pantalla (a 72 dpi.) No es imposible, sin embargo, aprovechar áreas mayores: basta con ir moviendo el área visible y adosar los trozos capturados. La limitación de esta técnica está en que, naturalmente, al efectuar una captura de la pantalla, lo que obtenemos es un bitmap. No respeta, evidentemente, ni las capas ni los trazados vectoriales, y el texto deja de ser editable.