Un completo curso de diseño gráfico, ilustración, diseño web y tipografía.

Vectorizar imágenes

Dado que los vectores son mucho más flexibles a la hora de manipular los elementos de una imagen, a menudo se prepara una ilustración en forma de trazados vectoriales, partiendo de una imagen de mapa de bits. Por ejemplo, a una forma circular se adapta un vector en forma de círculo; a un contorno irregular, una forma rellena que reproduzca su mismo contorno. A este proceso se le llama calcado o vectorización, aunque en muchos manuales lo traducen incorrectamente como trazado (del inglés trace, que significa calcar.) Para calcar de este modo lo que se hace es ajustar, de la forma lo más precisa posible, una serie de curvas y formas vectoriales a los contornos del mapa de bits.

Este proceso puede llevarse a cabo manualmente, con las herramientas del programa de ilustración, en especial la pluma. Esta tarea es, no hace falta decirlo, tediosa. Como compensación, el dibujante va decidiendo la colocación exacta de cada punto de anclaje, y la precisión puede ser muy elevada. Como alternativa, muy recomendable para dibujos de una cierta complejidad, puede utilizarse un calcado automático (autotracing): esto se hace bien dentro del programa de ilustración, bien por medio de un programa auxiliar.

autotracing La forma más conveniente de vectorizar es la que permiten Xara, Freehand, StarDraw o Flash: dentro del mismo programa existe una opción de calcar (trace bitmap, o autotrace ) que reconoce las formas y coloca en el espacio de trabajo el resultado obtenido. Otros programas como Illustrator sólo incluyen un sistema de vectorización muy básico, que reconoce las formas de una en una. La solución en estos casos es utilizar una aplicación auxiliar, como Corel Trace (incluído en el paquete de CorelDraw) o Adobe Streamline. Este último se ha de adquirir separadamente. Para transferir el vector al programa de ilustración es necesario guardarlo en un formato adecuado (normalmente como AI-EPS), o también puede utilizarse la función de copiar y pegar.

Formas de vectorización.

Existen dos métodos principales de vectorización: el método de línea central y el método de contorno (según el programa también se denomina outline o sólo filete .) Los resultados en uno y otro caso son sensiblemente distintos. En el método de contorno ajusta líneas a los contornos del dibujo y crea una serie de formas llenas de negro, blanco o color, pero sin líneas de contorno. Este procedimiento es útil para imágenes en color, con áreas cubiertas por negro (o color) y para caracteres. Para la mayor parte de ilustraciones, éste es el método de conviene seguir.

El método de línea central procede de forma prácticamente opuesta. Genera formas sin relleno, y sólo crea líneas rectas o curvas. Se utiliza casi exclusivamente para trazados lineales, como mapas lineales, dibujos técnicos... Además, esta  modalidad también es la idónea para crear imágenes sólo con curvas a las que se puede aplicar un tipo de pincel “natural” en aquellas aplicaciones que disponen de dicha opción.

crosshatch tracing

Existe también la posibilidad de vectorizar con una combinación de técnicas, es decir, crear formas rellenas y a continuación superponer líneas y curvas vectoriales abiertas. Algunos programas tienen opciones alternativas en el sistema de vectorización. Estos métodos tienen también su interés. Por ejemplo, pueden combinar los dos modelos anteriores para dibujos que alternan áreas grandes de color con trazados lineales finos. Existen algunas funciones especiales como el “grabado en madera” de CorelTrace, que produce formas de espesor variable, semejantes al linóleo, y la función de “esbozo”, muy interesante, que crea un entrecruzado de líneas semejante a un grabado calcográfico o a un dibujo a pluma. Pese a la falta de calcado automático en Illustrator, curiosamente éste incorpora una posibilidad de calcado semejante al método de esbozo de CorelTrace: aquí se llama crosshatch. Es un filtro que merece la pena explorar, puesto que en un instante podemos tener una versión “dibujada a tinta” de una imagen cualquiera: sirva de ejemplo el que adjuntamos.