Un completo curso de diseño gráfico, ilustración, diseño web y tipografía.

Armonías de color

El color es a menudo el factor clave del éxito de un diseño. Existen una infinidad de colores y matices para elegir. Esto hace que escoger una selección de colores para un proyecto parezca algo complicado. ¡Es de agradecer cualquier ayuda que nos permita restringir la búsqueda! Ciertamente, la apreciación de los colores es algo muy subjetivo y, además, algo sometido al vaivén de las modas. De todos modos, existen algunas ideas básicas que deben tenerse claras para poder trabajar con soltura con los diseños a color. Esta información la podemos encontrar también en nuestra biblioteca: los manuales de diseño incluyen siempre capítulos más o menos extensos dedicados a la elección y combinación de colores.

En la página previa de esta sección tenemos una introducción al mundo del color en el diseño digital. Aquí veremos algunas ideas esenciales para combinar con acierto los colores.

Existen varias opciones a la hora de plantear un diseño. Raramente funciona una combinación de varias de ellas en una sola página, de manera que podemos considerarlas mutuamente excluyentes. Un determinado planteamiento del color se asocia a otras connotaciones y valores del diseño: frescura, seriedad, calidad, espontaneidad, juventud, delicadeza...

De entrada, existen diferentes formas de enfocar el color en un proyecto: un tratamiento monocromo, o  a base de grises tintados; colores matizados o apagados; colores pastel; colores vivos... y dentro de cada una de estas posibilidades podemos emplear diferentes combinaciones. Unas funcionan, otras no. Intentaremos aquí presentar algunas orientaciones básicas para la selección de colores dentro de un esquema u otro.

Armonías de color.

La investigación y las experiencias de los pintores a lo largo de los siglos nos permite disponer de diversos conjuntos de colores que armonizan especialmente entre sí. La mejor manera de explorar estos grupos de colores es utilizar la rueda o círculo de color. Una rueda de color básicamente ordena de forma secuencial la progresión de los colores que forman el espectro de la luz, desde el rojo hasta el violeta.

El círculo de color tiene que resultarnos familiar, por poco que hayamos abierto alguna vez un programa de gráficos o hayamos elegido colores en un programa cualquiera. A partir de estos colores y sus variantes (añadiéndoles blanco o negro para obtener colores pastel y colores apagados, respectivamente), podemos hacer nuestras selecciones de colores para un proyecto. Los motivos por los que determinados colores ligan bien entre sí son complejos.  Existen diferentes formas de seleccionar colores de manera que formen un grupo armónico: los colores, de una forma agradable a la vista se realzan mutuamente.

La selección cromática para un proyecto suele contar con unos pocos colores  dominantes que armonizan entre sí. Una gran cantidad de colores diferentes, aunque sin duda es algo agradable a la vista, resulta difícil de mantener a lo largo de una serie de páginas o pantallas si se pretende enfocar la atención en algo que no sean las manchas de colores.

Existen diferentes tipos de armonías de colores usadas a menudo por los diseñadores y artistas. Veamos algunas de ellas. El ejemplo que proponemos se basa en el círculo cromático básico— es posible obtener las variantes con diferente luminosidad añadiendo blanco o negro.

Armonía monocromática. Muy simple de utilizar, sobria y elegante. Se basa en un solo color y sus diferentes tonos. Es decir, en un círculo cromático, estaríamos en un solo punto y elegiríamos variantes del mismo valor y saturación, con mayor o menor luminosidad. En el editor de colores de windows, la barra auxiliar de la derecha representa esas diferentes tonalidades de un color. Un plugin llamado Pantone Wheel. Este plugin gratuito (de la muy recomendada serie Unplugged Effects), apto para Paint Shop Pro, versión 4 o posterior, o también para Photoshop, crea una rueda semejante a las del sistema Pantone. Lo interesante es que, con un mínimo de manipulación, obtenemos múltiples variantes de esquemas armónicos listos para usar.

Armonía de análogos.

Los colores análogos ocupan posiciones inmediatamente próximas en la rueda de colores. En razón de su parecido, armonizan bien entre sí. Este tipo de combinaciones es frecuente en la naturaleza.

Colores complementarios o contraste

Los colores complementarios se encuentran en puntos opuestos del círculo cromático. Estos colores se refuerzan mutuamente, de manera que un mismo color parece más vibrante e intenso cuando se halla asociado a su complementario. Estos contrastes son, pues, idóneos para llamar la atención y para proyectos donde se quiere un fuerte impacto a través del color.

De complementarios divididos

En lugar de utilizar un par de complementarios, se utilizan los situados en posiciones inmediatamente adyacentes. El contraste en este caso no es tan marcado. Puede utilizarse el trío de colores complementarios, o sólo dos de ellos.

Doble armonía de complementarios

.

Utiliza un par de asociaciones de colores complementarios.

Tríadas o armonía de tres colores

Se eligen tres colores equidistantes en el círculo cromático. Versiones más complejas incluyen grupos de cuatro o de cinco colores, igualmente equidistantes entre sí (situados en los vértices de un cuadrado o de un pentágono inscrito en el círculo.)

Familias de colores. Modelos y paletas.

Conviene recordar que se suelen denominar colores fríos a la mitad del círculo centrada en el polo azul: es decir, desde el violeta hasta el amarillo verdoso. Estos colores dan una sensación de quietud, frescor, lejanía... Los colores cálidos son la mitad opuesta, y dan sensación de calidez, cercanía, viveza. Estos colores forman una gran serie de armonía de análogos y es fácil crear diseños sobrios pero agradables con ellos.

Las familias de colores incluyen colores que armonizan entre sí, basada en un color primario. Por tanto, tenemos tres familias principales: la del rojo, la del amarillo y la del azul.

En general se puede hablar de diferentes modelos básicos de selección de colores para un proyecto. Cada uno tiene sus connotaciones y es adecuado para unos usos, mientras que sería chocante en otros. Aunque nada nos impide intentar romper los moldes:

  • Colores vivos e intensos— colores tomados directamente de la rueda de color.
  • Colores pastel y colores apagados. Versiones matizadas de los colores, con mayor y menor luminosidad respectivamente.
  • Combinación del negro con otros colores. El negro y el blanco combinan perfectamente con cualquiera de las familias de colores y los esquemas de colores vivos, pasteles, apagados. De hecho, el negro, el blanco o los grises acromáticos realzan la percepción de los colores del resto de la composición. También es un truco interesante crear una imagen a base de tonos matizados, de tendencia neutra, y añadir unos pocos toques de colores intensos: esto proporciona una mayor viveza aparente al resto de la imagen.

Herramientas digitales para elegir y combinar los colores.

Evidentemente, elegir colores dentro de un sistema de producción digital es muy diferente de mezclar colores en una paleta de óleos o acrílicos. Pero también es muy diferente el requerimiento de colores para el mundo de la imprenta y el de la pantalla. Obviamente, dentro de un sistema de producción digital, lo más cómodo y flexible es una heramienta que permita combinar colores, a modo de rueda de color, directamente en la pantalla del ordenador. Sin embargo, sistemas de creación directa e intuitiva de armonías no abundan en el software de gráficos.

 

Existe un formidable programa llamado Color Wheel Pro que genera vistas previas de los resultados de la armonía de colores(admite múltiples tipos de armonías) en formato de Flash. Las opciones del programa son múltiples, desde un ejemplo de paquete de producto a un logotipo o a una interfaz de sitio web. Recomendado por la facilidad de uso y las excelentes posibilidades.

 CorelDraw, a partir de la versión 8, cuenta con una excelente rueda de armonías de colores. Pueden elegirse desde armonías simples hasta complejas (incluso con grupos de 5 colores.). La forma en que funciona es muy sencilla; la ventana es una de las opciones de la persiana de control de colores y permite guardar los colores elegidos dentro de una de las paletas del programa. El sistema es muy útil, puesto que además busca variaciones de los colores que se hayan escogido:

Armonías de color en CorelDraw

Photoshop dispone de un plugin (de momento disponible sólo en la versión Mac) que hace algo parecido a la paleta de armonías de color de CorelDraw. Se llama Hotdoor Harmony y su interfaz es semejante a la ya descrita para el programa de Corel. En este caso, para hacerse una mejor idea, el programa incluye una imagen de muestra en la que se ven los colores de la armonía aplicados.

Existen además muchas otras posibilidades de generar armonías y elegir los colores. Por ejemplo, una serie de aplicaciones (comerciales o gratis), applets de Java y scripts que pueden abrirse en un navegador de Internet.

Los más fáciles de encontrar son scripts gratis para especificar el color de los elementos de una página web, como el color de fondo, color del texto y color de los enlaces. Algunos de ellos son sorprendentes y además, útiles. Veamos un ejemplo (aparecerá en una  nueva ventana que se puede cerrar por separado.)

Existe un applet de un proyecto de investigación de la Universidad de Syracuse que genera combinaciones de colores armónicos. En realidad se trata de una herramienta para realizar una encuesta, pero puede descargarse al disco y utilizarse como una utilidad de combinación de colores. Puede encontrarse en http://creativity.syr.edu/colortest/

En easyRGB ofrecen una utilidad interactiva que crea combinaciones armónicas de colores a partir de un color que nosotros introducimos, por ejemplo el color de nuestro logotipo.

New Vision dispone de una utilidad llamada color complementor que también sirve para el mismo fin.

Color Scheme Designer 

Color Scheme Designer es una fantástica utilidad gratuita con numerosas opyciones: permite no sólo tomar muestras de color y previsualiza el resultado en un modelo de página; permite exportar a html y css, guardar esquemas, visualiza armonías de colores, y muchas más opciones.

Finalmente, siempre queda el recurso de utilizar cartas de colores en forma de gráfico. Para la mayoría de programas puede utilizarse la herramienta cuentagotas para tomar muestras de los colores. Si el programa no dispone de este útil, puede emplearse un programa auxiliar, como Eyedropper (comentamos este programa en un artículo reciente sobre producción gráfica de páginas web.)

Recordemos, además, que:

  1. Un GIF o cualquier otro formato de color indexado sirve inmediatamente como paleta de colores.
  2. Se pueden exportar paletas de colores a diferentes formatos reconocidos por los editores gráficos (pal, aco, act...)
  3. Para disponer de una paleta de colores dentro de un programa de ilustración vectorial, existen diversas estrategias posibles:
    • Emplear una utilidad que asigne nombres a todos los colores.
    • Utilizar los colores en pequeños “chips” dentro de un documento del programa y guardarlo.
    • Importar la paleta desde un formato reconocido por el programa (pal, act...)
  4. La conversión de sistemas de unidades rgb-hsv-cmyk... suele ser automática dentro del programa, así como el paso de unidades hexadecimales a decimales o viceversa. En caso necesario pueden emplearse utilidades al efecto, o incluso para la conversión dec-hex, la misma calculadora del sistema.